viernes, mayo 11, 2007

Un año de dictadura



Fue hace un año atrás. Las pelvis se movían al compás de las comparsas en Yerba Buena, La Cocha, en Tafí y en Ancajuli, en los antros de las perdiciones todas.
Miradas de acá, miradas de allá. Besos que crecían en las penumbras. Agitábanse desde las 02 AM, junaban de reojo; ponían el ojo con la premisa de poner luego la munición y tres horas más tarde, la gente se acordaba de Cupido que atendía en un mayorista.
Paulina Lebbos victimóse ante el sistema, y el gobernante de turno la inmoló para lavar expiaciones que esquivaba.
La plebe, cautiva de la noche, agitose y protestó en la plaza. “Queremos saber de qué se trata” gritaron bajo escalinatas de la casa donde se firman nuestros destinos. Arrojaron latas de cerveza, piedras y “Alperobi botón…” arengaron.
Una, dos, acaso tres marchas y la urbe antes que protestar innovó con la tertulia. Hogar dulce hogar era la contraseña y nadie quedó afuera. Punchi, punchi, punchi vibraban las paredes y también los alguaciles. Punchi, punchi, punchi decían las costillas de de los plebeyos por parte de las cachiporras que pegaron pegaron hasta rempujarlos hasta las mazmorras. Sin embargo el sobrinito del dictador plantó también tertulia que duró hasta que febo pasara el ecuador ante la mirada displicente de la autoridad que se hacía la indiferente como indio que contempla debajo del taparabos del cacique.
“Apoyo la moción” decía un progenitor “mijo después no se levanta para ir a jugar al rugby”, agregaba delegando la educación del mocoso al gobernante.
“Yo también he sio rebelde. Y hablao con lo padre y tan contento con la medida…” expresó el excelentísimo y las masas apuradas por el tiempo, hasta nuestros días ingirieron bebidas espirituosas, de esas que aportan la energía necesaria para reventar el miocardio a mayor cantidad pero a menor tiempo sabiendo que en cualquier momento suena el toque de queda.
Y no hubo diligencia ni transporte público que los traslade pero emprendieron otro viaje, ese que mata el aburrimiento el que cannabiniza las horas.
Y las niñas de faldas satánicas deambularon el pueblo y calmaron la sed de los violines que aprovecharon la oportunidad ante la ausencia de D’artagnan, los mosqueteros, Superman y la polecía.
Suprimió el pucho y los ceniceros, encendedores, pipas, y papelillos; sedas, que le dicen. Pero no hubo multa alguna, el tabaco se le expropió a las juventudes para después repartirse en los ayuntamientos.
Y ya las noches no serán iguales. Y el gobernante finalmente razón la tuvo: cambió nuestra cultura argentina, latinoaméricana y norteña en germanos que beben cual october fest apocalíptico.
Aunque cual moraleja, la plebe le encontró el lado bueno: se hizo amigo de Mefistófeles que vende más rápido el infierno, no discrimina y de todos saca provecho.

14 comentarios:

solokierogritar dijo...

"Tertulia"... esa me gustó.
Y cada día disfruto más de leerte.

Un abrazo,

Caos dijo...

Excelente. Este es el nivel de crítica que queda para una sociedad "victoriana" como la que vivimos.

Pumplafiz! dijo...

Lo que escribiste es de una calidad que, a esta altura, no me soprende viniendo de vos.
Pero me admira.
Bien, Juanpi, muy bien.

Estos... señores... no pueden seguir haciendo lo que se les antoja en las provincias argentinas, a las que manejan como feudos y empobrecen cada día más. No conozco Tucumán, pero estuve en Santiago (en tiempos Juaristas) y no creo que sea muy diferente a ese nivel... Me parte el alma y me da tanta furia que los mataría.
Qué alegría que no te calles.
Nunca te calles.

andrea os dijo dijo...

"tertulia" y "victoriano" este blog funciona desde otro sitio.

Pamela dijo...

Super interesante la forma de expresarte, tu forma de escribir, estuve leyendo tu blog, y me gusto harto.

Sobre el post de las mujeres q te enamoran decirte q me mantuvo con una sonrisa todo el rato..por q sera? :p


Y sobre este, decirte q asi es la "politica" siempre pensando en un grupo mayoritario, de forma de tomar decisiones drasticas para asi ganar mas votos, obviamente en este caso los padres tienen mayor influencia q los jovenes, q muchas veces no votan. Asi funciona la cosa, sin pensar mas alla.

Un abrazo y nos vemos

aIDa dijo...

Tu ficha personal me gusto, he de leerte.

Y sobre este post, buen reportaje aunque de seguro habrá muchas cosas que no entendi por eso del lenguaje. Aqui en Méxicali intentaron hacer una ley similar pero no lo lograron, ahora pretenden instaurar una ley de alcoholes que permitia la cercanía de lugares con permiso para vender y asi decrementar la demanda. Para mi eso no suena nada lógico.

Pero bueno, un saludo!

Calíope dijo...

Muy bien dicho! quiero volver con el sol de frente, deambulando por las calles mientras otro día nace...

detesto que me digan que hacer >(

Besos

Alicia dijo...

Qué mala onda... esas sí que son dictaduras, la pucha digo...

Vantinita dijo...

woow.. me gusto leerte.
besos!:)

Meru dijo...

Me gusta, pero (si se me permite mi opinión desde el desconocimiento) no sé a qué público debería apuntar el diario para que el entendimiento de un artículo así fuera de común acceso..
:/

De todos modos si lo entiendo, y si me gusta =)

vanys dijo...

Que bueno haberte leido..nunca me arrepiento..
Nenis..aviso nomas, desaparezco unos dias..sigo concejos(me entendes no?)

Verdecielo dijo...

Soberbio =)


Salud por su crítica!!!

ºOº V ºOº dijo...

Muy bueno, me encantó cómo lo escribiste y es verdad que casi ningún gobernante argentino lo entendería... Qué verguenza, no??? Basta de impunidad.

Saludos!!!1

amaliovilla dijo...

Buenas tardes.
Lo que pasó, nos muestra que existen dos realidades, porque la fiesta sigue después de las cuatro, pero sólo para algunos, los hijos del poder. Que nos tocó nacer de este lado? Pecho. Que en serio queremos volver a bailar hasta las siete? Volvamos!!!
Tiremos paredes, quememos autos, hagamos nuestra propia fiesta en la plaza! TODA LA NOCHE!
Que nos van a pegar? y sí, mucho. Que nos duele? Sí, las revoluciones generalmente son sangrientas... Pero quién nos quitará lo bailado?
Buenas noches.