lunes, octubre 20, 2008

¿Qué hora son, mi amor?


Sí, billetera mata galán, pero no reloj. No hay Rolex que te salve de la vergüenza.
Te mofaste ante tus amigos de haber conseguido el tesoro más preciado: la cita telera con las mellizas Débora y Julia D., dos increíbles mujeres iguales con los glúteos de Rocío Guirao, las lolas moderadas y naturas de Carla Bruni la actitud de Illona Staller, apenas 20 años (que reeco), sodomitas, insestuosas y más pedigüeñas que piquetero en Navidad.
Juntaste unos 500 en billetes de 10, para que la billetera se te vea gorda.
¿El plan? Ir el sábado directo a la loncha delgada de carne magra en el albergue de los sueños.
Y así fue. Pegaste un Falcon modelo 78 palanca al volante, de esos de un solo asiento de modo de ir con las dos entretenido. Tocaste el "tu-tu" que las haga bajar del "deto", pusiste primera y ellas fueron “a lo suyo” también probando la caja de cambios albergada debajo de la tapa de cilindro de tus Angelo Paolo.
Habitación disponible. 23.30 y dos horas de lujuria por delante, además de la rigidez de un caballo salvaje.
Pero ay de ti hombre necio, no recordaste que el matrimonio preside hasta el tiempo y adelantó la hora.
La insaciables a las 00.30 reales, 01.30 K, recién terminaban su show promiscuo e (insisto) insestuoso de caño (ese que sueñan bailar en lo de Tinelli y así pasar por lo de Canosa, Rial, Carlos Paz, Mar del Plata, y los yates de la oligarquía?, cama, mesada, jacuzzi, suelo, patio privado.
Pero la argentinidad del controlador de tiempo del hotel de los adulterios salió a la luz, y anunció fin de turno. “Señor usted entró a las 23.30”, retrucó ante el reclamo. “¿Qué hora son, mi amor”?, “es verdad, la 01.30 y son $200 por el show y paganos ahora, mi amor, que nuestro cafishin está en la puertita del telo”.
Cuando Mefistófeles develó su identidad a Fausto, este se sorprendió menos que vos.
Fueron $250 de la suite Eros, $50 del champú marca Moria Casán, y $200 del show. Los “ja” de tus amigos en el bar, hicieron creer a los transeúntes de la vereda que había un humorista dentro sin darse cuenta que allí no se encontraba un auténtico loser, sino una víctima más de la terquedad kirchnerista.

14 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

A mí el cambio de hora sólo me llevó a la escuela con los ojos más pesaditos.

Más de uno se quedó sin saber qué decir, cómo explicar...

MaRiPoSa dijo...

Desde el momento que un hombre paga por tener sexo ya es un looser... Y mas si te hicieron $200 por el cambio de hs... La prox a pensar mas con la cabeza de arriba y tener en cuenta las avivadas...

Y si!!!!!! Los mosquitos tienen cerebros malignos que saben cdo te queres dormir y en ese mismisimo instante te zumban el oido!!!!

Pero no funciona asi cuando estas con chicas asi que segui con el off!

Saludos!!

MaRiPoSa dijo...

Ah me olvidaba!!!!!!

Que hora ES! Dicese que la hora es UNA ;)

Floper dijo...

Jejeje perdon q me ria, pero es gracioso. Pero la prox. calcula mejor la hora asi no te agarran de bobo XP. Con la mejor la digo, no quiero malentendidos, todo bien.
Besos.
Nos estamos leyendo =)

Tefy.- dijo...

jajajja y yo que me quejaba de que me habian robado una hora de mi vida sin piedad!!..por lo menos no me robaron 100 mangos también jaja...

la vida es injusta!

besotes

Juan Pablo López dijo...

Chicas: es ficción. Yo estaba en el casamiento de la hermana de mi novia a esa hora. Lo juro.

Veronika dijo...

No se me había ocurrido que fueras tu... pero ahora que lo dicen :-P

"Nice" la crónica para los que la leemos, como pa ponerla de moraleja

Saludos

Juanjo Domínguez dijo...

Hasta en los telos te rompen las pelotas las medidas K. Qué increíble. Abrazo.

E1000luz dijo...

Ja! Eso se llama Argentinidad al palo....

BEsos.-

huellas compartidas dijo...

Uf.. recuerdo que eran las 23 y pico y de repente, pum ! Las 2am...
También recuerdo que fue la despedida sorpresa que le organicé... y si bien la noche se me escurrió entre los dedos... realmente la disfrutamos como si hubiera tenido esa horita...
Un sábado casi perfecto, recordando viejas épocas y actualizándonos con nuevas historias...
Para concluirla entre los brazos de mi querido habitante especial...
Una hora más, una hora menos... a veces la medida del tiempo es uno, no ??
Que estes bien...
Besos !

Pasajera en trance dijo...

jajajajajajajajajaja


¡Devuelvan la hora que nos robaron, cobardes!

valentina* dijo...

jaaaaaaaaaaaaa
buenísimo post!
pobre looser!

Tálamo e hipotálamo dijo...

este relato es una mierda. juan pablo ezequiel escribe bien y esto no lo hizo él sino alguien que estaba sólo en su cuerpo. Aj, los blogs, sólo elogios...

Cookie dijo...

"más pedigüeñas que piquetero en Navidad"

jajajajajaajajajaj

A nosotros el año pasado nos cobraron una hora menos en el estacionamiento.
A veces se gana, a veces se pierde...