lunes, noviembre 17, 2008

Es lo que hay


Se conectan, se llaman, se reunen o se encuentran en la cancha. Todos juntos, “lo’h pibes”, salieron la noche anterior. El sábado de la ducha más profesional, del boxer caro (por las dudas), de polvo Véritas en la pelvis también por las dudas (algunos apelan al Axe en el escroto), el mismo que terminará en el cuello salvo que mamá haya comprado un perfume a la vendedora de Avon.
En el caso de ellos, camisita planchada (nunca remera) dentro del jean, de esos con bolsillos en las piernas, y zapatos náuticos marrones.
Pelo con baño de crema, aliento sin chicle y alguno que otro, un Renault 12.
Como ya hace calor, en el baño de los adonis mojan su cabeza y menean sus rulos en la pista.
Tomaron, como vikingos, ríeron, como tales pero no bailaron: dieron vueltas al asecho de la presa de escote, la dueña de todos los halagos, la reina de la noche. Y el glamour se apartó de ellos.
Cada una de las niñas de atención llamar, rechazó los favores prometidos y el objetivo, en el ocaso de la noche, ya dejó su lado selectivo por el azaroso.
Alguno de ellos tuvo suerte. El beso creció cual hiedra en la pared de la pista.
Ya el domingo, sea de donde sea el encuentro de cazadores, la orden del día establece el balance de la noche anterior.
El que besó, sonríe orgulloso. El que no, reprocha:
-Qué te agrandás… semejante bagre que te chapaste.
-Bueno che, era lo que había…
Todos ríen.
Las historia no es ficción; las imágenes no son mera coincidencia, se repite cada fin de semana.
Nosotros, los que en ningún centímetro de nuestro cuerpo hemos sido moldeados por el dios de la belleza, hacemos oprobio de la mujer conquistada: “era lo que había”, nos excusamos.
Perdón, ¿no será que también uno “era lo que había”?
Cuántas veces el erótico momento vivido con una mujer de belleza notable haya sido vapuleado por sus congéneres al día siguiente mediante un “qué bagre te comiste anoche” y el consecuente “era lo que había” sin que uno se entere.
La conquista de una mujer, en los varones, no busca en su totalidad el placer propio, sino la aprobación unánime de los demás. El “bagre” es motivo de vituperios, risas y burlas (aunque cuando un “bagre” macho se levanta una flor de mina, dicen “mirá la diosa esta con el gil que sale… debe tener mucha plata o así una p…”).
Si bien es cierto que la Pampa Argentina a dado la mejor carne del mundo, el hallazgo ha favorecido en su mayoría a las mujeres. Los hombres argentinos somos, mayormente feos.
He visto la luz; una de las verdades fundamentales de mi vida, la cual imprimió la cuestión en mi mente: ¿será que todo este tiempo el “bagre” fui yo cegado por el machismo? Definitivamente sí, por que “era lo que había”.
Ahora soy feliz porque el “es lo que había” termina por disparar la pregunta retórica fundamental para el autoestima alto: “Qué tendrá el flaquito”.

15 comentarios:

Mavi dijo...

Lo que hay a veces es una soledad terrible que te derrumba. Lo que hay, lo que había y lo que habrá generalmente es soledad, para machistas, feministas, descreídos, alegres, etc. Solamente cuando encontras a alguien que pueda ir caminando al lado tuyo, cuando ves en vez de mirar, adentro del otro, es justamente cuando el "lo que hay" se transforma en elección.
bueno el blog

huellas compartidas dijo...

Esta noche, buscando tu boca en otra boca,
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge entre sus párpados,
qué tristeza nadar al fin hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo innoble
que acepta las monedas falsas, las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires, esa espera sin pausas ni
esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez encontrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.
J.C.


Leía tu texto y me hizo recordar mucho a este otro, que te comparto...

Más allá de esta vestimenta de piel y huesos, que se nos dio azarosamente y de la cual solemos enorgullecernos o avergonzarnos, hay un alma... que en estos tiempos que corren, pide a gritos ser descubierta, ser encontrada...
Muchas veces las noches nos ayudan a silenciar esa voz interna de la soledad que nos aturde... y solemos callarla con alguna chapa ocasional o quizás algo más...
Sin darnos cuenta, que al despertar con los primeros rayos del sol, el vacío nos inunda y el puñadito de recuerdos de la noche anterior se nos escurre entre las manos como el agua que lava nuestro rostro... o las mismas preguntas de ayer, golpean nuestra puerta, esperando que desayunemos con un mate y facturas recién hechas...
Amo la noche con sus ruidos y sus silencios... pero a tu lado, creo que mi soledad ya encontró compañía... y tus labios consiguieron darme respuestas a las preguntas que jamás me hice...

Off-topic... mis palabras llegaran a su dueño algún día... poco a poco van encontrando el camino hacia él... mientras tanto, gracias por tu espacio...
Besos

MaRiPoSa dijo...

Siempre es que tendra el flaquito, que trendra el petiso... Que tendra que a pesar de no ser justamente el "mas lindo" esta con algunas de las "mas lindas"...

Totalmente! El es lo que habia de una noche en dos en tres ya se transforma tb en que le ven? que tiene?

Saludos!!

Berenizz dijo...

Jajajaja, quizás el "es lo que había" nos atormenta a más de uno. Pero en el fondo: fue realmente el más lindo/a, quien nos enamoró aquella vez? Probablemente no. Como dice Mariposa queda también picando el: "que tendrá que me gusta tanto"?.
Yo, particularmente, en un boliche, no me interesa ni el bagre ni el top, sino el que sea divertido, con el que la paso bien.

Saludos!

Juan Pablo López dijo...

Bere: gracias po el dato...

Complejamente Yo dijo...

Yo no creo en el " es lo que había ". Sí, perfecto, lo dicen ellos, lo dicen ellas, pero a sus amigos. No sé si a sí mismos se lo dicen, o si piensan de verdad que fue porque "era lo que había". Después de todo es o me gusta o no me gusta. Si pasó algo quiere decir que tanto asco no te daba porque sino no tendrías ni estómago, o me equivoco? el es lo que había surge porque, como pasa en la mayoría de los hombres, quieren conquistar más a sus amigos que a las chicas. A sus amigos les muestran las chicas que se levantan, y si ellos no la aprueban en vez de decir "mirá, no estoy de acuerdo con vos. A mi me gustaba la piba" dicen "yy tenes razón, pensamos re igual, es lo que había". ¬¬ jaajja.
Peero bueno, hay que tener la suficiente seguridad en sí mismo para terminar con quien uno quiere, no con lo que sobre.
Un besotee!
te agrego a mi listita.

India dijo...

ahhh el famoso "es lo que hay"! una excusa mas. una automentira para no aceptar que "elegimos" a el o ella. la busqueda de aceptacion de los amigos/as siempre termina en un "es lo que hay". la fundamental es tener la seguridad en uno mismo para decir "me tiene que gustar a mi, no a vos".



saludos! y gracias por pasar por mi espacio. epero continues haciendolo.



P.d: este temita deja picando el "me levante una mina"...no sera que ella dejo que "la levantaras?".

Je! dijo...

Quien no carga un bagarto en el prontuario del corazón... de todas formas, uno elige, creo... y si es lo que hay por ahí te hace pasar una noche de aquellas.

Los hombres argentos son para mi los mas lindos. He dicho.

Saludos!

Minerva dijo...

Ex-ce-len-te reflexión!!! si supieran las cosas que decimos de uds al día siguiente de una noche desenfrenada!

Porque doy aviso, frases como “qué estomago” o “qué bagarto te fumaste” hace rato que no son exclusividad de los hombres...!

Eclipse dijo...

me encanta esta filosofía de boliche...
el "es lo que había" atormenta, sí, y estoy totalmente de acuerdo con Complejamente Yo. por mi parte... yo me hago cargo, defiendo lo que elijo.
en los boliches me peleo con la mayoría de los tipos, así que es difícil ser "lo que había" para alguien.
tengo debilidad por los extranjeros... y la mayoría de los extranjeros que conozco son argentinos, así que la deducción es clara.
jajajaja, me sigue divirtiendo esto de la filosofía de boliche.
besos JP, el "qué tendrá..." quizás demuestre que uno no está con "lo que había"

Dolores Eidán dijo...

Por eso a veces elijo quedarme en casa viendo una peli a ser un bagre más en la vida de alguien.

Saludos.

Veronika dijo...

"Los hombres argentinos somos, mayormente feos." No estoy de acuerdo...

Buen post!!!
De ambas partes hay que decir...

Un abrazo Juanpi

SABRINA FISCHBERG dijo...

Abajo el machismo!

Buenísimo!

Mucho gusto!

Besotones!

Pasajera en trance dijo...

Estas traducciones de la noche bolichense (?) me matan...

Segunda vez que lo leo =P

Ambar Violeta dijo...

ese es lo que hay tiende a encubrir un es lo que es.. es lo que soy, sera lo que quiero?


bueno el texto che, pasare mas seguido:)