miércoles, diciembre 01, 2010

Justina



Llega y se nota que camina apenas apoyando sus metatarsos. No se sabe si por defecto o bien para estilizar su cuerpo ornamentado con una pequeñísima cartera colgante de mano.
Si es verano lleva vestido medio. Con los hombros muy al aire gracias a su crespa cabellera corta que los exhibe anhelantes de que unos labios se atrevan a contar sus lunares.
Los encoje cuando la halagan, gira la cabeza a la derecha e inclina el rostro mordiendo sus labios con la manifestación sonora primera de su sonrisa apenas expresada en un corto exhalar, como un sniff pero para afuera.
Sólo mira cuando sentencia, en tanto que cuando escucha, sólo mira para calcular el disparo apoyando los codos en la mesa.
Cuando es amante de verdad ama. No da tregua al beso, ni a la espalda, ni al gemir ni al latido. Cuando es amante de verdad ama, al punto de retirarse si el abrazo no la abraza mientras sueña sin dejar nota alguna pegada en la heladera.
Y sufre y dice que baila, y me mira y se resiste del beso y del cachetazo. Y tiene naturaleza en las manos chicas, hospitalidad en el escote, debilidad en la cintura y debajo del algodón hippie a veces usa encaje.

8 comentarios:

MaRiPoSa dijo...

Me hiciste sonreir con el ultimo parrafo, no se muy bien por que! Tanto tiempo querido!

Saludos

Alice dijo...

Lo leo hace tiempo...
por varias razones...
y voy a decir en este momento que ha este post me genera un "se ve que un poco la ha podido nconocer"...

Sobre todo por poder distinguir ese "cómo ama".

Buenas letras...

Alice dijo...

disculpe los errores de tipeo... es la hora...

ENRIQUE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ENRIQUE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gabriela dijo...

me gusto mucho

ENRIQUE dijo...

Objetivamente “BRILLANTE”, sería utópico el tratar de plasmar pensamientos y posarlo sobre el papel. Cuando me deslizo en este blog me sorprendo. Si uno de vosotros hubiera saboreado de este pibito cuando chico se asombrarían. Con tres años se sabía de memoria todas las marcas de coches.
Le sonsacaba… y este coche… me indicaba su marca por más antiguo que fuera. Estoy estacionado en el año 1979 u ochenta. Cierto día cara a Casa de Gobierno por calle San Martín, estaba aparcado un Káiser Bergantín, se dejó de producir unos diez o doce años atrás. Compró Renault la fábrica. Papi mira un coche nuevo ¿qué marca es? A este tenor de ningún modo, se olvidó de ese Sedán.
Tu padre Juan Pablo.

ENRIQUE dijo...

FE DE ERRATA:

MAS ARRIBA, PRECEDENTEMENTE, QUERIA DECIR POR LOS OCHENTA Y TANTOS.-