miércoles, junio 01, 2011

La anfitriona


Esa noche la terminal no podía estar llena porque su entrada hubiera perdido la teatralidad que su figura impone.
Era un punto negro en el horizonte enorme y curvo de la estación que se aproximaba sin mirar al objetivo porque sabía que el objetivo la observaba venir.
Toda de negro y un libro blanco en los brazos. Viento lateral en su pelo castaño claro y los ojos con dos arrugas mínimas producto de la sonrisa sostenida. La mano, el beso, la mano siempre agarrando, poseyendo.
Así, dos días después, la mano primero encendió velas y más tarde rasguñó la espalda. Horas después una mano conducía y la otra señalaba los lugares más característicos de una ciudad desconocida para él. Lo gótico, lo colonial, lo moderno. La mirada, la explicación, la didáctica. La arquitectura.
Una milanesa, un lomo y una eterna mirada. Verse masticar. Sonreír y mirar para abajo. ¿Panza llena corazón contento? Nada de eso, el corazón es feliz cucharita mediante.
Equipaje y boletos en una mano, la otra siempre en la otra mano.
Cabaña, estrellas, sol, nubes, cerro, calle de tierra y cabaña otra vez. La mano sostiene la otra mano en su pecho y la escena se nutre de la teatralidad propia, ninguna más acertada. Siempre en cucharita. Siempre de algodón.
El beso no era beso. El beso era sangre, sudor y lágrimas. El beso era pura rúbrica, marca registrada y propiedad intelectual.
Esa última noche, la terminal no podía estar vacía, porque su salida entre miles de otros, toda de negro y sin el libro blanco en los brazos, hubiese perdido la teatralidad que su esencia impone.

11 comentarios:

BlancaNieves (yo M-Ssssleiman) dijo...

hermoso leerte de nuevo... hermosa historia...

Juampi.... Salùd por eso!!

ENRIQUE dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
pa las casa dijo...

que bonito escrito está esto...

Veronika dijo...

Aquí estoy, asombrada por el re-encuentro, emocionada, bonito texto!

Abrazos

Ji dijo...

:) escriba que leo

MAFALDITA dijo...

Exquisito!!! Apareciste por fin Juampi...!
Ya te extrañabamos...

·Geo·ligne· dijo...

*


Woooooooow.

TRemendas palabras.

...

No tengo las propias.

(Excelente post)

wooow.
(me fuí suspirando)

Un abrazo bien grande, López.
:)

ccdoppelganger dijo...

Cuando el mundo deja de ser mundo para convertirse en ese lugar en el que habita "esa persona"... y cuando tu casa, tu cama, tu corazón ya no son los mismos de siempre...

Aída Alvarado dijo...

Me requete encanta como escribes!

Gise dijo...

Nostalgia mode on. Volvé a escribir acá!

Cristian dijo...

Disfruto de poder leer en internet distintas historias y de esta manera esta bueno tener la posibilidad de leer mucho y sobre todo me gustan las historias que escriben distintas personas y las publican en internet. Cuando tengo la posibilidad de viajar gracias a Lan Argentina trato de inspirarme en nuevos sitios para yo tambien poder escribir