domingo, abril 06, 2008

Pronóstico


Me siento impresionado, como ocurre sobre la superficie de la tierra cada vez que se aproxima un cataclismo.
Los cúmulus amontonados hacia el Sur presentan un aspecto siniestro; esa horripilante apariencia que he observado a menudo al principio de las tempestades. El aire está pesado y el mar se encuentra tranquilo.
A lo lejos, se ven nubes que parecen enormes balas de algodón, amontonadas en un pintoresco desorden, las cuales se van hinchando lentamente y ganan en volumen lo que pierden en número. Son tan pesadas, que no pueden desprenderse del horizonte; pero, al impulso de las corrientes superiores, fúndense poco a poco, se ensombrecen y no tardan en formar una sola capa de aspecto en extremo imponente. De vez en cuando, un globo de vapores, bastante claro aún, rebota sobre esta alfombra parda, y no tarda en perderse en la masa opaca.
Evidentemente la atmósfera se halla saturada de fluido, del cual también yo me encuentro impregnado, pues se me eriza el cabello como si me hallase en contacto con una máquina eléctrica. Me parece que si, en este momento, me tocasen mis compañeros, recibirían una violenta conmoción.
A las diez de la mañana se acentúan los signos precursores de la tempestad; diríase que el viento descansa para tomar nuevo aliento; la nube parece un odre inmenso en el cual se acumulasen los huracanes.
No quiero creer en las amenazas del cielo; mas no puedo contenerme y exclamo:
-Mal tiempo se prepara.
(De "Viaje al centro de la tierra" de Julio Verne).

12 comentarios:

Wonder woman dijo...

Qué foto tan bellísima. Mete miedo.
Juan Pablo, por tu culpa, me he convertido en una fan de Rabanal.
Gracias. Besos.

Pasajera En Trance dijo...

hermosa foto...

besos!

Florfloyd dijo...

"al mal tiempo, buena cara", pero con ese cielo creo que yo salgo corriendo!
abracito

Gatto dijo...

Te iba a decir que uno nunca sabe, que en una de esas viene un señor viento y se lleva las nubes. Pero después pensé que era medio complicado moverlas y en el caso de intentar soplarlas quizás se termine desatando la tormenta antes.
Dado que los signos son claros, no queda mas que agradecer por la advertencia y a cerrar puertas y ventas!

Ah y alquilar peliculas hasta que pase :P

viajeros dijo...

hermoso. la foto, el cielo, y el texto.
hermosas las tormentas.

nesesarias.

ya que se llevan mucho mal, conmocionan, alteran, destruyen lo que debe ser destruido, y traten un nuevo interior.

mm... al menos, esa esmi vision de las tormentas...

Ana R dijo...

Me gusta contemplar - a resguardo,eso si- las tempestades.Tienen algo de rebelión.Curiosamente en mi otro blog Trazos breves, simbólicamente hablo de tormentas y la imagen es muy similar a esta.Esta es magnífica.

Un abrazo

Lina Masaki dijo...

No hay nada mejor que el cielo oscuro de día. Pájaros blancos en un cielo oscuro de tormenta. La contradicción, los contastes y el remate: la lluvia. Hermoso fragmento, hermosa foto.

amaliovilla.com dijo...

Oh, qué recuerdos!
Fue uno de los primeros libros que leí, y nunca voy a olvidar todas las aventuras que me hizo vivir.
Gracias.

Violeta_ dijo...

la verdad?... si. muchas veces creo que se viene un tiempo de mierda, pero -por suerte- soy como algunos meteorologos (me imagino cualquiera) jajaja.
y si ocurre en verdad, -sin importar los daños- despues se regenera TODO (bue, algunas cosas :$).
hace dias lei tu post, y coincidio con unos tiempos mios agitados. mi mal tiempo esta pasando (o trato).
Besos, che.

Veronika dijo...

Por aquí se ve venir el mal tiempo y a mí que se me perdió mi buena cara...
Un abrazo Juanpi

Animoc dijo...

para hacerla corta y aprovechando la falta de palabras adecuadas adhiero plenamente los comentarios de lina y amaliovilla

victoria dijo...

precioso-